Jaime Estrada

Metro Noticias Las Vegas.- Las emociones que están a flor de piel son algo que todo ser humano desarrolla para bien o para mal, y lastimosamente estos sentimientos van en escala en la mente, aflorando pensamientos de lo peor, por eso siempre hay que poner atención en todo síntoma de ira, coraje, de los celos enfermizos que siempre serán malos consejeros. Daniela Margarita Valle de 35 años fue asesinada con tanta alevosía que hasta se le dio el tiro de gracia, fue un crimen pasional provocado por su ex pareja con el cual estaba separada y ya estaba en otra relación, pero tenía tanto temor que se cree que mandó 4 de sus hijos a Puerto Peñasco en donde está su familia y solo se quedó con su hija más pequeña, pero ni eso detuvo a Eduardo que al ejecutarla en plena calle, se llevó a la niña al huir de la escena aunque a los pocos días fue capturado.

Daniela ya presentía por tanta violencia que desde siempre sufría y debería haber puesto una demanda de por medio para prevención pero prefirió callar y las consecuencias de no hacerle caso a las señales de peligro ahora dejan sin madre a los infantes de 4,5, 7, 9 y 10 años, aunque nada se garantiza con la violencia domestica que cada vez va mas en aumento en la comunidad de Las Vegas.

El cuerpo de la infortunada ya se traslado a Puerto Peñasco y se cubrieron los gastos del funeral pero el Grupo Esperanza todavía está tratando de ablandar los corazones de la comunidad para juntar lo mas posibles para estos niños desamparados y se están haciendo lavado de carros y vendiendo comida los sábados y domingos en la llantera Tropicana (esquina con Maryland Pwy) donde la propietaria es Carmen Zubia quien al igual que Priscila Ibarra dirigen la fundación Esperanza que es sin fines de lucro y que ayudan personalmente con lo que pueden a personas con enfermedades terminales.

Cualquier ayuda monetaria o de vestir se les agradecerá. Para mayores informes llamar al 702 787-8080.