Metro Noticias Las Vegas.- México y Canadá llegarán en sintonía a Washington para participar en la primera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan), tras reforzar la interlocución a todos los niveles.

A diferencia de 1993, los Gobiernos de ambos países mantienen una comunicación fluida en busca de llevar las mayores coincidencias al diálogo y hacer frente a la ofensiva estadounidense que puso como una de sus prioridades el abatir el déficit comercial.

La llegada al poder en 2015 del Primer Ministro Justin Trudeau dio un giro a la relación bilateral, aunque los contactos se han intensificado desde la elección que llevó a Donald Trump a la Presidencia estadounidense.

Ocho altos funcionarios canadienses han visitado México desde entonces: la Ministra de Asuntos Exteriores, Chrystia Freeland, lo hizo en dos ocasiones, mientras que los Secretarios Luis Videgaray (Cancillería), Ildefonso Guajardo (Economía) y José Calzada (Agricultura) han estado en Canadá.

México y Canadá mantienen comunicación permanente a través de sus embajadas, en la que además de abordar los temas sustantivos del Tlcan, intercambian visiones sobre las características del equipo negociador estadounidense.

“Las reuniones y los contactos han sido discretos pero no secretos”, señaló un diplomático de alto nivel.

Especialistas consultados por Reforma advirtieron que México y Canadá lograron vencer la única diferencia que podrían haber tenido, así como reconocer la trilateralidad del tratado y la importancia de la complementariedad económica.

“La única preocupación de consideración fue al principio, cuando empezamos a escuchar la retórica política que venía de la campaña de Trump que apuntaba hacia México. Había gente en Canadá que decía, ‘no es nuestra batalla, ¿por qué no dejamos en esto a EU y a México, al fin que nosotros tenemos un acuerdo preexistente con EU?’”, comentó Laura Dawson, directora del Instituto Canadá del Woodrow Wilson Center.

“Los canadienses tienen un par de cosas que les preocupan, la expansión de comprar americano (buy American) y de cambios potenciales al capítulo 19, pero creo que no hay posiciones en las que Canadá y México se enfrenten, creo que pueden ser mutuamente solidarios en la mayoría de las áreas”, añadió.

Eric Farnsworth, vicepresidente de la American Society/Council of the Americas, opinó que es necesario que ambos países estén muy coordinados, pues si su aproximación es negociar primordialmente con EU será más fácil que Washington logre objetivos inconvenientes para México o para Canadá.

“Creo que hay un compromiso político, tanto de México como de Canadá, de trabajar juntos en este sentido, de otra manera no sucedería. Lo cierto es que está sucediendo y eso es algo positivo”, expresó.

Los especialistas advirtieron que, si bien no hay diferencias públicas, sí hay prioridades distintas, pues Canadá ha dado mayor peso a la defensa del capítulo 19 sobre resolución de controversias.

“Puede ser que haya temas más importantes para uno que para el otro, por ejemplo, el capítulo 19 es sumamente importante para Canadá y lo fue sumamente importante cuando fue negociado la primera vez; Canadá jamás va a aceptar eso”, comentó Kenneth Frenkel, presidente del Consejo Canadiense para las Américas.

Resaltó que los intereses comerciales de México y Canadá son muy estrechos, pues, además del Tlcan, ambos están dispuestos a revivir el Acuerdo Transpacífico sin EU y los canadienses son asociados a la Alianza del Pacífico.

“La impresión que tengo es que hablan mucho, están comparando posiciones en varios temas e igual están hablando los CEO y los empresarios”, comentó.

Los Gobiernos de ambos países han buscado además acercamientos con gobernadores estadounidenses para que influyan sobre la negociación.