Recomiendan acudir a un negocio establecido, que cuente con Aviso de Funcionamiento a la vista y que cumpla con las normas de higiene adecuadas, cuando vaya a realizarse un tatuaje, perforación y/o micropigmentación.

– Tarjeta de control sanitario.

– Carta de consentimiento de quien recibe el servicio.

– Cuestionario para conocer el estado de salud del usuario.

– Que proporcionen a los usuarios información clara, completa y precisa respecto del procedimiento (los riesgos, la irreversibilidad y cuidados).

– En el caso de menores de edad, se requiere autorización de quien ejerza la patria potestad o de su tutor.

– Lleven el registro de los usuarios.

– Lleven un Manual de procedimientos, el cual indique las técnicas que empleará, descripción detallada de cada procedimiento, material y equipo que utilizará.

– Que la joyería, agujas, navajas, punzones u otro material punzo cortante que se utilicen en los procedimientos sean desechables y usados una sola vez.

– Que cualquier utensilio, equipo o instrumento susceptibles de ser reutilizados, sean esterilizados.

– Que en la perforación no se utilicen pistolas para perforar, o cualquier otro equipo, que dado a sus características no puedan ser esterilizados o desinfectados, en todas sus partes, y que por tanto constituya un riesgo de transmisión de enfermedades.