Metro Noticias Las Vegas.- La nueva unidad antipandillas de la Policía Metropolitana de Las Vegas puede estar operativa tan pronto como el mes próximo o en abril, con 20 detectives del área de homicidios y unos 15 del área de lucha contra la prostitución.

Al hacer el anuncio, el alguacil Joseph “Joe” Lombardo expuso que los 166 homicidios cometidos en el año 2016 en su jurisdicción le llevaron a tomar la decisión de implementar el plan de acción que incluye la asignación específica de detectives y agentes para combatir los crímenes relacionados con las pandillas.

La razón es que en cerca del 40 % de los homicidios y otros crímenes violentos cometidos el año pasado en Las Vegas hubo algún tipo de relación con el mundo de las pandillas, dijo el oficial Michael Rodríguez, vocero de la institución, en una entrevista con Efe.

Rodríguez indicó que, aunque todavía se encuentra en etapa de planificación, se estudia dotar a la Unidad Antipandillas de unos 35 detectives, 20 del área de homicidios y cerca de 15 del área de prostitución.

Las investigaciones realizadas por la policía metropolitana de Las Vegas han llevado a descubrir que los crímenes cometidos por miembros de pandillas incluyen no solo homicidios y robos, también asaltos sexuales y tráfico humano.

Rodríguez precisó que aunque los crímenes han aumentado -en el año hubo 136 homicidios y el año anterior 128 frente a los 166 de 2016-, esto no significa que haya crecido también en el número de pandillas en el área.

El oficial Rodríguez asegura que el incremento se debe a la conjunción de varios factores.

Por un lado, el número de agentes de la policía no fue suficiente para patrullar las calles de Las Vegas durante los años 2014 y 2015 debido a recortes presupuestarios y, por otro, las pandillas cambiaron de “modus operandi”, se modernizaron y extendieron su rango de acción.

Y es que hoy los grupos pandilleros no se limitan a operar en un territorio específico. De acuerdo con el vocero de la Policía Metropolitana de Las Vegas, ahora cometen sus crímenes en una zona, al día siguiente pueden estar en otra ciudad y días después buscan refugio en otro estado, o incluso en México o Centroamérica.

Esto complica un poco más las investigaciones de las autoridades, pues el trabajo de inteligencia que antes se hacía con seguimiento de llamadas y localización de grupos en áreas ya identificadas de acción de estos pandilleros, hoy requiere de entrenamiento, tácticas y herramientas más sofisticados y avanzados.

Estos grupos se comunican hoy en día a través de redes sociales y aplicaciones de mensajes, y además se mueven constantemente dejando atrás la percepción de que operaban exclusivamente por y dentro de territorios muy limitados.

Si bien es cierto que usan áreas específicas de la ciudad como su centro de acciones, es bien cierto también que se movilizan constantemente.

En el caso de Las Vegas, las autoridades han determinado que mientras los grupos latinos delinquen primordialmente en el Noreste, los afroamericanos se distribuyen en el llamado Old West de la ciudad, que incluye el centro y zonas aledañas.

También se han identificado pandillas de grupos caucásicos. Una de las más conocidas y cuyas acciones han sido ampliamente difundidas es la conocida como Hell’s Angels, una banda de motociclistas que se ha visto envuelta en sonados casos de violencia en la ciudad.

Aunque aún faltan unas cuantas semanas para que la nueva Unidad Antipandillas entre en vigor, desde ya la Policía Metropolitana de Las Vegas pide a la comunidad que colabore denunciando delitos o delincuentes a través de la línea de Crime Stoppers (702) 385-5555. Todas las denuncias son anónimas.

Efe preguntó al oficial Rodríguez qué mensaje puede enviarle a aquellos miembros de la comunidad que temen comunicarse con la Policía por temor a represalias o a consecuencias relacionadas con su estatus migratorio.

“Es muy importante aclarar que nosotros no trabajamos, ni vamos a trabajar con ICE (la agencia de inmigración). Nuestro deber es proteger a la comunidad y eso incluye a las personas indocumentadas”.

Recibimos todas las denuncias, la información que nos den y perseguimos a los criminales buscando justicia para sus víctimas y para los ofensores, quienes deben pagar por lo que hacen. No tengan temor, estamos aquí para protegerlos y para llevar a la justicia a aquellos que cometen delitos”.

De hecho, el oficial Rodríguez confirmó que gracias a la implementación del impuesto conocido como More Cops Tax se contrataron 200 nuevos agentes y afirmó que se espera que de aquí al 2018 se contraten 600 más.

La presencia de más uniformados en las calles, dice, no sólo reforzaría las operaciones de prevención de crímenes como los que vienen azotando a la ciudad, sino la pronta respuesta a llamadas de ayuda de la comunidad.