La planta solar más grande del mundo en Las Vegas

Las Vegas, Nevada.- Un sector ventoso del desierto Mojave, al sur de Las Vegas, que otrora albergaba a tortugas y coyotes ha quedado transformado por cientos de miles de espejos en la más extensa planta solar de su tipo en el mundo, un hito en esta creciente industria que pone a prueba el equilibrio entre la conservación de la vida silvestre y la búsqueda de energía limpia en el oeste de Estados Unidos.

El Sistema Ivanpah de Generación de Energía Solar, el cual se extiende sobre unos 13 kilómetros cuadrados (5 millas cuadradas) de terrenos federales cerca de la frontera estatal entre California y Nevada, fue inaugurado formalmente el jueves después de años de tener que superar barreras regulatorias y legales. Fue necesario cumplir con diversas normas, desde reubicar a las tortugas protegidas hasta evaluar el impacto que su operación tendrá en el algodoncillo que cubre el terreno de Mojave y otras plantas.

“El proyecto Ivanpah es un excelente ejemplo de cómo Estados Unidos se está convirtiendo en un líder mundial de la energía solar”, destacó el secretario de Energía, Ernest Moniz, en una declaración después de la ceremonia de inauguración en el lugar. “Este proyecto demuestra que la construcción de una economía basada en la energía limpia crea empleos, reduce las emisiones de los gases de efecto invernadero y fomenta la innovación estadounidense”.

El complejo de tres unidades generadoras, que ha requerido una inversión de 2 mil 200 millones de dólares, es propiedad de NRG Energy Inc., Google Inc. y BrightSource Energy, con capacidad de producción de casi 400 megavatios, energía suficiente para 140 mil viviendas. Comenzó a generar electricidad el año pasado.

Se han planeado proyectos de mayor dimensión, pero por ahora Ivanpah es considerado un hito para la emergente industria de la energía solar en Estados Unidos. Aunque este tipo de energía genera menos del 1% de la producción energética en todo el país, se planean o se están construyendo miles de proyectos de plantas generadoras de gran escala o centros más pequeños, en particular a lo largo de la soleada región del suroeste.

La inauguración de la planta tiene lugar en momentos en que el gobierno continúa estimulando el desarrollo de energía más limpia y favorable al ambiente.

Unos 350 mil espejos controlados por computadoras, cada uno de aproximadamente el tamaño de una puerta de garaje, reflejan la luz solar hasta calderas colocadas arriba de torres de 140 metros (459 pies) de altura, que al hervir generan vapor, el cual mueve turbinas para generar electricidad.

El Departamento de Energía informa que la industria solar emplea a más de 140 mil personas de unas 6 mil 100 empresas.

La planta Ivanpah está situada a 75 kilómetros (45 millas) al suroeste de Las Vegas, un área de sol constante durante el año y cercana a las líneas de trasmisión que llevan energía a los usuarios.

Aunque los ambientalistas impulsan el desarrollo de energías alternas, también les preocupan las alteraciones que éstas puedan traer al ecosistema.

Documentos del gobierno indican que decenas de aves, desde gorriones hasta halcones han sido encontrados muertos en el lugar, algunos con las plumas derretidas. Se sospecha que su muerte se debe al choque contra los espejos y por quemaduras. En noviembre se hallaron 11 aves muertas.

La organización Western Watersheds Project ha entablado una demanda contra las agencias federales a cargo del estudio del proyecto Ivanpah.

La empresa NRG no ha dado declaraciones en respuesta a preguntas sobre la demanda.

Fuente: La Jornada